Aislado, estresado y posiblemente enfermo.

Casi a punto de entrar en periodo estival a muchos les entra el estrés ya sea porque han de cerrar el ciclo con resultados que tardan en salir, porque estamos en época de exámenes o porque ya tememos que nos toca pasar las vacaciones con la familia política…y ¿cual es una de las consecuencias conocidas del estrés?: la susceptibilidad a padecer enfermedades que van desde el típico resfriado que coge siempre en el peor momento (o sea justo cuando empiezan las vacaciones) hasta enfermedades coronarias en los casos más graves.
Existen diferentes tipos de estrés, el estrés físico se refiere a incomodidad física como falta de alimento o padecer frío de manera constante, sin embargo en nuestro primer (ejem) mundo este tipo de estrés no es tan común como el estrés psicológico, comúnmente asociado al exceso de trabajo o a insatisfacción personal por causas como acoso escolar o laboral. También se sabe que los efectos negativos del estrés sobre la salud son mediados por procesos inflamatorios y que los estresores sociales (como el rechazo social) son muy efectivos en incrementar la inflamación.
Exclusión social: por definición el peor tipo de estrés psicológico
Para intentar responder dónde en el cerebro tiene efecto el estrés y si estas áreas se relacionan con un incremento de inflamación Slavich et al (PNAS, 2010) sometió a una prueba de estrés y rechazo social a un grupo de voluntarios (no llaméis a la Asociación de Protección de Cobayas Humanas aún que no fue tan traumático, ahora os explico). La prueba consistía en preparar un discurso de 5 minutos sobre porqué esta persona era la ideal para cierto trabajo y después responder a una pregunta de cálculo mental ¿estresado? pues ahora incluye el factor del “examinador” con cara de aburrido, metiéndote prisa y haciéndote sentir que le estás haciendo perder el tiempo. ¡Ah! además un investigador súper simpático anda midiéndote los niveles de saliva y tomándote muestras de sangre para medir los niveles de dos factores relacionados con procesos inflamatorios, la IL-6 (interleukina-6) y TNF-alpha (Tumor Necrosis Factor). Después para comprobar que pasa cuando hay rechazo social y al mismo tiempo “ver” en el cerebro donde se experimenta estrés frente a esta situación, pusieron a los individuos en un escáner mientras jugaban un videojuego del que eran excluidos por otras dos personas. En ambos casos pudieron observar un incremento de los factores indicadores de inflamación que además correlacionaban con el grado de activación en las áreas implicadas en la “sensación” del rechazo, el giro cingulado anterior y la insula anterior.
Regiones activadas en respuesta al rechazo social (izq.) correlación con niveles de inflamación (der.)
Lo que esto significa es que cuando más sensible seas al estrés y al rechazo social mayor la inflamación subsecuente y peores los efectos fisiológicos; de aquí la diferente sensibilidad individual al estrés. Cabría pensar que estrategias de “refuerzo” psicológico que permitan inhibir la activación de estas áreas contribuiría a una mejoría de los síntomas asociados con el estrés.
Como suele ocurrir en Ciencia, cada respuesta suele arrojar nuevas preguntas, por ejemplo: ¿De qué modo se transfiere la activación de esas regiones cerebrales (implicadas en la regulación de las emociones) a una respuesta inflamatoria? Otra podría ser el porqué un daño/estrés emocional se evidencia en un síntoma físico, pero no hemos de olvidar que en realidad somos uno y que nuestro sistema nervioso está preparado para predecir y actuar en consecuencia de forma que aunque en nuestros días de maletín y corbata el estrés psicológico no actúe como predictor de daño físico posiblemente para nuestros antepasados si que podía significar problemas a corto plazo y la sensación de “dolor” físico fuera necesaria para forzar una reacción. Pero claro, esto no es más que una hipótesis. ¿Alguien da más?
p.d. si quereis saber más sobre el papel del estrés en procesos inflamatorios recomiendo esta charla de Robert Sapolsky, larga pero vale la pena.

One thought on “Aislado, estresado y posiblemente enfermo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.