Del amor y otros procesos químicos

A pesar que en los cuentos de hadas (y en las pelis de Hollywood) nos hacen creer que el amor es para siempre y que la monogamia es natural de facto, hace unos años los ratones de campo nos enseñaron que en realidad la monogamia depende, al menos en parte, de una variación genética en el gen de la vasopresina, que es una hormona que además actúa como neuropéptido o sea que puede influir sobre la actividad neuronal y por tanto sobre el comportamiento. Pero hoy no quiero hablaros de esta hormona sino de su prima hermana la oxitocina, que también aparece en los cuentos de hadas pero un poquito antes del THE END y que algunos han denominado como la “hormona del amor” aunque como la vida real no es sólo buena y color de rosa.

[kkytv id=”o8yGz-Z_1Uc”]

La razón del buen nombre de la oxitocina es porque esta hormona se secreta en grandes cantidades tanto por hombres como mujeres durante el orgasmo y se dice responsable del vínculo entre los amantes, aunque también es secretada durante el parto asegurando de esta manera el vínculo madre-hijo. De hecho, ratas incapaces de secretar oxitocina rechazan a sus crías (1). Pero lo curioso es que incluso nuestra percepción del vínculo con nuestra madre varía en presencia de oxitocina: personas que atraviesan un momento de ansiedad personal y tienen dudas sobre sus relaciones sociales tienden a recordar a sus madres como distantes y menos cariñosas que aquellos con seguridad en los que el recuerdo positivo de sus madres se acentúa.(2)

También se ha demostrado que incrementa la confianza; aunque no en cualquier circunstancia. Carolyn H. Declerck demostró en un juego de cooperación que la oxitocina sólo hacía a la gente más cooperativa si conocían a su compañero con anterioridad. Sorprendentemente cuando habían de jugar con un extraño la oxitocina los hacía menos cooperativos.

Y justo ahora, un grupo de científicos de la Universidad de Amsterdam ha descubierto que tras la exposición a oxitocina nos volvemos más afines a nuestro grupo (en este caso) étnico-cultural y más reacios frente a los demás. En otras palabras, incrementa nuestra sensación de pertenencia a un grupo (“nosotros vs el resto”), lo que en términos evolutivos los autores explican como un modo de favorecer la vida en comunidad. (3)

Entonces la hormona del amor ¿también puede causar odio?  En realidad esta aparente contradicción no es tan sorprendente, si tenemos en cuenta que el sistema neurohormonal vinculado a las emociones funciona en respuesta a numerosos factores que varían no sólo temporalmente en la vida de un individuo sino también respecto a factores culturales, por ejemplo. En el caso del receptor de oxitocina (OXTR), la variante que, en teoría, confiere a sus poseedores mayor sociabilidad y sensibilidad produce un comportamiento acorde en americanas pero no en coreanos. Los primeros tienden a buscar ayuda en los malos momentos mientras los segundos no lo hacen porque socialmente tal actitud es reprobable (4).

Así vemos como el medio moldea la biología y porqué definir una molécula en términos tan genéricos como “molécula del amor” es casi tan absurdo como intentar venderla como medio de potenciar el éxito comercial, evitar el divorcio o ¡¡hacer más felices a las mujeres!!


¿Confianza liquida o trampa publicitaria?

Nota: personalmente he sufrido con la búsqueda del video del cuento de hadas pero me pareció que quizá a alguien le parecería tierno.

4 thoughts on “Del amor y otros procesos químicos

  1. Es terrible, pero lo terrible no tiene por qué ser malo, negativo… y todas esas palabras que nunca he entendido.

    Me gusta experimentar con las sensaciones, me gusta aplicar cadenas de markov a los demás… Veo la vida como un experimento, y voto por que cada cual realice su hipótesis y sus propias pruebas, sin seguir protocolos.

    No he tomado nunca heroina, así que mis comparaciones son totalmente teóricas, pero si he estado enamorado. Por ello mientras caía en ese proceso no podía evitar las comparaciones…

    El autoengaño para ver y sentir a la chica lo más posible, el primero sentirte mejor al estar con ella. Pero poco a poco necesitando estar cerca para sentirte no mejor, sino simplemente bien. Sacrificar todo por una dosis más de esa persona. Aún muchas veces sabiendo que es mentira, que no es más que para quitarte el mono y que después será peor….

    Se sufre mucho esa adicción, se sufre más que ningún otra pues no hay camellos ni mercado negro de chicas a las que amas. Desconozco si una inyección de oxitocina lo solucionaria… Pero a donde quiero ir a parar, es al hecho de la nula diferencia entre lo que la gente llama "drogas" lo que la OMS llama drogas y lo que nosotros llamamos hormonas o neurotransmisores. No en el plano molecular si no en el plano de las consecuencias.

    Amor y heroina. Pueden ser igual de destructivos, son igual de innecesarios. Pero nadie se atrevería a compararlos… Y me he ido al caso más extremo, pero este comentario viene por la entrada del café en Amazings_es Mucha gente ha luchado por eliminar de nuestra sociedad cualquier cosa que cause actividad, caos…. Las llamadas drogas por la sociedad ( cocaina, marihuana, heroina…) Siguen ahora con las drogas sociales (alcohol, tabaco…) A mi me gusta ver las consecuencias de una decisión y su "dirección" Y en esa dirección veo a gente que no se conforma, que pide más: café, azucar, música, cine…. Y finalmente quien nos dice que lo último no será el amor. Total es tan necesario y problemático como lo anterior.

    Un saludo !

  2. Tienes razón en lo que dices, en cierto modo es como si la sociedad considerara al individuo demasiado inmaduro como para aceptar las consecuencias de sus acciones, buenas o malas y por ello decide normalizar, juzgar y limitar. ¿no sería mucho más interesante y enriquecedor educar por medio de la experimentación?
    El amor…a veces lo veo como un simple, pero necesario, constructo social otras, cuando lo experimento-sufro como la razón que da sentido a la biología. En cualquier caso,"Amor y heroina. Pueden ser igual de destructivos, son igual de innecesarios." es el mejor resumen que podría encontrar, gracias.

  3. Qué poca oxitocina debe circular ahora mismo por mi organismo, pues estoy en un “periodo de libertad por la jungla” sin ningún tipo de vínculo o de pertenencia a grupo/pareja…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.