Tomar decisiones bajo la influencia de otros idiomas puede alterar tu futuro…y el de la Humanidad

Uno de mis tandems -con quien hacía un intercambio español-alemán- me dijo una vez que no éramos las mismas personas cuando cambiábamos de idioma. Y a pesar del tiempo que llevo viviendo en ambientes bilingües la verdad es que me pilló por sorpresa porque nunca me había planteado que algo así fuera posible…y sin embargo un artículo recientemente publicado no sólo parece venir a darle la razón sino que parece decir que incluso nuestras decisiones son más racionales cuando hablamos una lengua que no es la materna.

Su hipótesis se basa en la posibilidad de que hablar una lengua que no es la propia, cuando no se ha aprendido en la infancia de una forma “natural” precisa un esfuerzo intelectual que provoca un distanciamiento emocional que no existe cuando hablamos nuestra lengua materna.

Para comprobarlo hicieron un experimento basado en un fenómeno conocido como aversión al riesgo, que se manifiesta de manera muy diferente según el contexto de la situación que se plantea. El típico ejemplo es el de que si se le pregunta a alguien suele preferir salvar a 200 personas en un grupo de 600 antes que arriesgarse a salvar a todas o a ninguna. Sin embargo, si la sitación se plantea  a la inversa, que se pierdan 400 de las 600 vidas, la gente se plantea arriesgarse por el todo o nada.

Así cogieron 3 grupos de estudiantes bilingües y les plantearon una situación similar a la anterior y lo que observaron fue cuando la situación se planteaba en su lengua materna eran más susceptibles de sufrir este efecto debido al contexto y elegir la situación de más riesgo en la condición negativa que cuando se planteaba en la segunda lengua, condición en que solían elegir una salida más conservadora.

Porcentajes que escojieron la opción esgura en la condición de ganancia (negro) y pérdida(gris) para inglés (lengua materna) francés (segunda)

En otro experimento lo que descubrieron fue que la aversión al riesgo, cuando el dolor que supone una pérdida es mucho mayor que el beneficio de una ganancia del mismo valor, también se ve afectado por el idioma. Y es que al plantear apuestas en uno u otro idioma los investigadores observaron que en el segundo idioma los sujetos estaban más dispuestos a apostar, posiblemente por esta mayor desconexión emocional.

Los resultados no son muy significativos posiblemente porque los grupos experimentales son pequeños o quizá porque tampoco tendría demasiado sentido que cambiáramos de una manera radical sólo por hablar una lengua diferente, o por hacer un esfuerzo intelectual mantenido. Así que tendré que darle la razón a Norman…al menos en parte, si tengo que decidir sobre el destino de la humanidad, casi mejor lo hago en inglés o en alemán 😉

2 thoughts on “Tomar decisiones bajo la influencia de otros idiomas puede alterar tu futuro…y el de la Humanidad

    1. Muchas gracias Quique.
      Que sepas que también disfruto con algunas cosas que escribes aunque nunca se que comentarte…quizá algún día te mando algo a ver si me lanzo a la ficción en público.
      Buen finde también a tí, a mi igual me toca currar un poco :S

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.