Microficciones: Demasiada cara

Cara otra vez. Eso significa tomar la 42 dirección este. Otra vez este. Si no fuera…

Como la vida misma

En toda obra de teatro que se precie, el personaje más logrado es aquel cuya actuación…

Microficciones: La Mejor Manera

La manera más confortable de viajar, dijeron. Cada vez que miro alrededor y veo amontonados los…

Volare

Era uno de esos sueños que solían repetirse cada poco desde niña. Mirar hacia abajo y…

No te olvides

No te olvides. Con ojos legañosos y medio dormido aún creyó leer en el espejo. No…

Divididos por la distancia

Una llamada telefónica. En horario fuera de lo habitual. Un corazón que se acelera. Una  noticia.…

Pequeños goces invernales de una ciudad del norte

Caminar bajo la luna en una noche estrellada. Tu canción favorita mientras esperas a que cambie…

Llorar por los codos

Un codazo. Literal. Un codazo como mandan las reglas: sin mediar palabra, duro, intencionado y directo…

Peinando recuerdos

Sus movimientos eran lentos, pero estudiados. Como si llevara la lección aprendida de años. Años ejecutando…

¿A qué duelen las cosas que no duelen?

Tristeza. La siento como una suerte de presión tras los ojos, como una fuerza líquida que…