Riesgos y sinsentidos

Hay muchas cosas que no me explico. Muchas cosas que escapan a la lógica más básica, a eso que llaman sentido común, y que ciertamente escasea más que el dinero en nuestra maltrecha economía o la ética entre nuestros políticos.

Hoy voy a compartir una. Aunque por aquí veo muchas. Esta tiene que ver con seguridad. Y no hablo de la de ver que a final de mes te ha entrado la nómina o de que te renueven el contrato. Esa, por ahora, por aquí, la tenemos. Hablo de seguridad física. Y es que un laboratorio de investigación es un sitio donde se concentran más fuentes de peligro de las que uno pueda imaginarse. No sólo por los productos químicos, además existe un inherente riesgo biológico debido al tipo de organismos con que trabajamos, y por otra parte, están los posibles riesgos asociados a la maquinaria que utilizamos (jeringuillas, escalpelos, ultracentrífugas,luz UV…). Y es respecto a este último tipo de riesgo y de su prevención donde me he encontrado con el absurdo.

En España, en todos los Institutos de Investigación en que he trabajado (3 hasta la fecha) en la primera semana de trabajo era insalvable la “charla” de el responsable de Prevención de Riesgos Laborales. Llevo 2 años trabajando en Alemania, y es ahora cuando me entero, por un compañero, que si quiero que la compañía de seguros se haga cargo si algo me ocurriera trabajando con láseres (algo que hago cada día “a pelo”, como quien dice) debería haber recibido una instrucción de seguridad. De otro modo, se asume que no estoy capacitada para trabajar con láseres con seguridad y no se paga. ¿Queréis saber cuántos de mis compañeros de tesis han recibido dicha instrucción? Menos de la mitad de los que somos, y algunos de ellos ya están en tercer o cuarto año de tesis. Y no os sorprendáis tanto, que para trabajar con animales pasa algo parecido. Y lo que ocurre es que al cabo de uno o dos años rodeado de ratones muchos acaban desarrollando alergias. ¿A quién le preocupa esto? A los jefes desde luego no.

Moraleja: Si quieres que tu propia seguridad cuente, al menos de cara a las compañías de seguros, TÚ eres el que tienes que buscar al responsable de impartir la charla de seguridad, intentar que haga un hueco en su agenda (o sus muchas vacaciones) para instruirte y seguir trabajando. De otro modo puede ser que acabes siendo un estudiante de doctorado pobre, tuerto y encima cagado porque dirán que fue culpa tuya, por incompetente.

Así que mañana recibo mi instrucción “obligatoria”. A partir de entonces, supongo, empezará a contar el tiempo de mi doctorado y los dos años que llevo perdiendo el tiempo en el lab se borrarán de un plumazo ¿no? ¿no?

p.d. Otro día os cuento lo “divertido” que fue intoxicarse con isoflurano porque NADIE me dijo que pasarse 3 horas en una habitación sin ventilación respirando este anestésico en baja concentración igual, igual no era bueno del todo. En mi defensa diré que este anestésico se usa en el lab desde hace años y el único comentario a posteriori de algún añudo fue: Ten cuidado, ESO no es sano.¡¡¡¿¿de verdad??!!!

2 thoughts on “Riesgos y sinsentidos

  1. Me duele verte inmersa en esos tejemanejes,
    tú que eres de las que mueven la manilla para que el mundo avance…
    Qué injusto todo esto.
    Cuidatenos y be careful, chica de ojos profundos y sonrisa linda
    Un abrazo enorme desde españistán

  2. ¿Me dejará comentar hoy? Eso espero. ¿Cómo fue aquello? Espero que bien, quedo a la espera de tu historia con el isoflurano. Saluditos!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.