Reprogramando el envejecimiento

la reprogramación celular parece el próximo milagro médico del siglo, ya que en principio debería ser útil tanto para reparar órganos que no funcionan como deberían o incluso reemplazarlos. ¿podría servir también contra el envejecimiento?

A finales del pasado año un articulo demostró por primera vez que la misma estrategia empleada para la reprogramación celular, esto es, revertir células maduras a su estado inicial y totipotent, puede usarse para revertir los efectos del envejecimiento…al menos en ratones.

future_avenues_in_research_of_pluripotent_cells
Credit: Grskovic and Ramahlo-Santos. The pluripotent transcriptome (October 10, 2008), StemBook, ed. The Stem Cell Research Community, StemBook, doi/10.3824/stembook.1.24.1

Alejandro Ocampo y sus compañeros diseñaron un modelo de ratón con progeria (una enfermedad genética que produce envejecimiento temprano) en el que un casete incluyendo los factores de transcripción Oct4, Sox2, Klf4 y c-Myc, también conocidos como factores de Yamanaka en honor a su descubridor, y que son conocidos por sus efectos sobre la reprogramación celular al alterar las marcas epigenéticas del genoma celular, revirtiéndose su genotipo a células jóvenes y sanas.

Estos factores ya se habían usado para retrogradar células in vivo aunque con el efecto secundario de incrementar el cáncer (las células totipotentes y las cancerosas tienen mucho en común), por lo que existían dudas sobre su potencial como elixir de la juventud. Sin embargo, el grupo de Ocampo utilizó una estrategia diferente: dado que no querían llegar hasta el principio sino sólo ir un par de pasos atrás en la vida celular, decidieron activar este casete de factores de Yamanakta por medio de una droga, la doxiciclina, que administraron sólo 2 veces a la semana. Lo que vieron a resultas de este tratamiento fue que los animales progeroides vivían hasta 6 semanas que los que no habían sido tratados con la droga, y esto sin incrementar las tasas de cáncer.

Para comprobar si el efecto era extrapolarle a ratones viejos pero sanos, siguieron el mismo protocolo en ratones de mediana edad (1 año de vida aproximadamente) y vieron que el tratamiento producía mejoras en el estado de tejidos como músculo y páncreas, pero no pudieron demostrar si estos efectos eran generalizados o sólo afectaban a determinados órganos y/o tejidos.

Aún quedan preguntas por responder: no se sabe con certeza cuál (es) son los mecanismos responsables de este incremento de la esperanza de vida: por una parte estas proteínas podrían revertir algunas células senescentes a pluripotentes, ayudando así a rejuvenecer el tejido del que derivan o podría evitar que células senescentes mueran, lo que puede ser peligroso dado que estas células acumulan defectos genéticos que podrían resultar en tumores.

face_lift_01_dr-_ristow
¿será posible conseguir esto algún día sin cirugía? Credit: Trevorristow

Seguramente, una intervención así no sea posible en humanos (ingeniería genética en ratones es una cosa, en humanos plantea muchos problemas) por una temporada (larga) pero no debería existir problemas para administrar drogas que produzcan efectos similares a los de la inserción y activación de estos factores en el epigenoma. Además, esta estrategia debe demostrarse segura y no aumentar el riesgo de cáncer. Por todo eso, y por ahora, esto no es más que ciencia ficción.

 

In Vivo Amelioration of Age-Associated Hallmarks by Partial Reprogramming. Ocampo, Alejandro et al. Cell , Volume 167 , Issue 7 , 1719 – 1733.e12

Para más información:

Rethinking differentiation: stem cells, regeneration, and plasticity. Sánchez Alvarado A, Yamanaka S.Cell. 2014 Mar 27;157(1):110-9

Induction of pluripotency by defined factors. Tanabe K, Takahashi K, Yamanaka S. Proc Jpn Acad Ser B Phys Biol Sci. 2014;90(3):83-96

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*