¿Pensamientos intrusos? Igual es tu ciclo…

Estos días se me acumula el trabajo. No lo digo sólo porque hace ya semanas que no se lo que es un día sin venir al lab, y aún más sin ver la luz del sol, sino porque últimamente han aparecido cosillas en eso de La Interné que me parecen más que interesantes. Como no ando muy sobrada de tiempo vamos a empezar por el tema más fácil de los varios que me han llamado la atención.

A todas mis lectoras, en cuanto que poseedoras de un doble cromosoma X y por tanto conocedoras de las implicaciones de tener un ciclo hormonal mensual (nuestro adorado ciclo menstrual), quizá no les sorprenda demasiado lo que voy a contar ahora, pero como tantas cosas que parecen obvias si te las cuentan, éstas sólo se consideran reales -al menos en ciencia- cuando se demuestran. Y a mis chicos, seguid leyendo, porque también os interesa, aunque sea por asociación. Es más que posible que tengáis una mujer cerquita vuestro, así que toda cautela es poca…

Como os decía, ayer apareción en Psypost una noticia sobre la relación entre los niveles hormonales característicos de determinadas fases del ciclo menstrual, más concretamente la fase lútea, y una mayor vulnerabilidad hacia el desarrollo de trastornos de tipo depresivo o de ansiedad después de un acontecimiento estresante.

Lo primero de todo vamos a darle un repasito rápido a las fases del ciclo menstrual para que todos sepamos de lo que estamos hablando ¿ok?

Fases del ciclo menstrual. Incluidos los picos hormonales de estrógenos y progesterona

La primera fase es la fase folicular, comprende los primeros 12-13 días del ciclo y en ella se produce la maduración del óvulo y se producen cantidad de estrógenos (además de otras cosas, si queréis una descripción detallada buscad en Wikipedia o cualquier libro de Biología básica), después se da la ovulación: el óvulo ya maduro empieza a descender por las trompas de Falopio, esperando ser fecundado. A continuación, y esta es la fase que nos interesa, está la fase lútea, que comprende desde el día 14-28 o sea hasta el final del ciclo, durante la cual si no ha habido fecundación el óvulo se desintegra y se expulsa en la menstruación. Durante esta fase es cuando se producen los cambios hormonales más fuertes, dado que justo tras la ovulación comienza la producción de progesterona y estrógenos que, de no haber fecundación, decaerán con la degeneración del cuerpo lúteo (así se llama al resto del folículo dominante tras la ovulación).

Pues bien, ahora que estamos situados, lo que estos investigadores hicieron fue coger un grupo de mujeres, 41 para ser exactos, de edades entre los 18 y los 35, que no estaban tomando la píldora, porque esto habría interferido con sus ciclos hormonales, y les mostraron un vídeo con imágenes estresantes de violencia y muerte y les tomaron una muestra de saliva para medir sus niveles hormonales.

¿Qué encontraron? Pues que las mujeres que se encontraban durante la primera parte de la fase lútea, es decir entre los 16-20 días del ciclo, sufrían hasta tres veces más pensamientos intrusivos que cualquiera de las otras.

Pensamientos intrusivos ¿lo qué? Pues ni más ni menos que pensamientos indeseados y de corte repetitivo que suelen darse debido a situaciones de estrés, ansiedad, depresión o como acabamos de ver ser propiciados por la composición de la sopa hormonal que somos las féminas.

El autor principal, el doctor Sunjeev Kamboj, resalta lo importante que es conocer este período de especial susceptibilidad a la hora de prevenir que ciertas mujeres desarrollen trastornos como la depresión el síndrome de estrés postraumático después de un episodio estresante.

Para mí, es una reafirmación de algo que llevo experimentando casi desde que soy “mujer”. Hay una semana, la que yo llamo de harcore-PRE en la que no sólo estoy híper sensible e híper irritable, sino que además todas las paranoias, comeduras de tarro y obsesiones que no me harían levantar una ceja cualquier otro día, se apoderan de mi coco. Eso que los investigadores llaman pensamientos intrusivos, yo lo llamo ralladas, y se esfuman como cambian los ingredientes de mi cóctel hormonal, en unos días.

Así que espero que unas y otros os vayais habiendo aprendido algo más del comportamiento humano, aunque sea, que a veces, nuestras hormonas tienen mucho que decir.

5 thoughts on “¿Pensamientos intrusos? Igual es tu ciclo…”

  1. Muy interesante, me pregunto cómo será esto a nivel neuronal. ¿Tendrá que ver con las cél de Purkinje? Mi profesor de neurofisiología nos contaba que durante algunas fases del ciclo menstrual estas células modificaban sus neuritas hasta ser similares a las de los esquizofrénicos. He buscado muchas veces imágenes comparativas de estas células una frente a otra en los distintos estados…sin éxito.

    En cualquier caso, muy interesante. ¡ Un saludo y ánimo con el trabajo !

  2. Felicidades por tu artículo. Si te interesa este tema hay otro muy relacionado con él que por razones personales tuve que investigar bastante sobre sindrome conocido como el Transtorno Disfórico Premenstrual que es una variante digamos mas intensa del síndrome menstrual. Si no me falla la memoria afecta a un porcentaje que oscila de entre el 3% y el 8% de las mujeres normalmente a partir de los 30 años. Y vendría a ser algo similar a lo que describias pero mucho mas intenso en duración (normalmente unos 15 dias) y en los sintomas (pensamientos suicidas, depresiones… etc).
    Normalmente el tratamiento prescrito suele incluir pildoras anticonceptivas como tratamiento hormonal que atenue el origen hormonal del sindrome, por desgracia no parece que esté suficientemente desarrollado ya que algunas de la pildoras que se preescriben pueden llegar a agravar los sintomas.

    1. Gracias. Perdona por la tardía respuesta, pero la semana pasada fue una locura en el lab. Intentaré echar un vistazo a la temática que propones porque resulta más que interesante y además toca también de cerca. Un saludo.

      1. Un placer, hace tiempo que no miro nada del tema, pero si te puedo ser de ayuda estaré encantado. Tengo curiosidad por abordar el tema desde una perspectiva mas neutra y científica esta vez.

        Saludos.

  3. Hola, esta es la primera vez que leo algo de esta página y que comento. Comento esta entrada porque precisamente venía buscando información por internet sobre los efectos y síntomas de la pre-menstruación, como son (entre otro mogollón de síntomas) los pensamientos instrusivos. La verdad es que me ha servido de bastante ayuda, por así decirlo, leer esto ya que desde que tengo la menstruación cada vez que me va a venir es un show. A veces más leve y otras veces me crea bastante ansiedad, más que nada por no comprender de donde surgen y por qué surgen tales pensamientos irracionales que solo provocan incomodidad y miedo, y que suelen durar unos días y después como si nada. Pero la verdad es que esperar que una semana de cada mes pueda acontecerse algo así, agota bastante. También he de decir que ahora estoy pasando por una fase de bastante ansiedad que ya estoy tratando, y que se incluyan además los síntomas de la pre-menstruación es bastante agobiante.
    Así que dicho esto, un poco contando mi vida o.o’, gracias por la información :).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*