Monos centenarios y a dieta

640px-rhesus_macaque_macaca_mulatta_in_kinnarsani_ws_ap_w_img_5792
Mono rhesus. Aunque no lo creáis puede enseñarnos mucho sobre el envejecimiento. Credit: J.M Garg

Hacer dieta es un concepto conocido en nuestra sociedad (especialmente si eres mujer), incluso cuando la mayoría de veces no se trate de mejorar nuestra salud sino nuestra apariencia. Como sabe cualquiera que haya hecho dieta, no es fácil pero sin embargo la recompensa en inmensa. Tanto que reducir nuestra ingesta energética puede llevar a vidas más largas y con mejor salud.

¿Cómo? te preguntarás, la restricción calórica (RC, un término similar a hacer dieta por cuanto implica reducir la ingesta calórica) se ha demostrado que lleva a un incremento considerable de la longevidad y la salud. Aunque esto se ha visto en numerosos modelos animales, los 2 estudios realizados en primates llegaron a conclusiones diferentes. Para determinar el porqué de estas diferencias, un nuevo análisis longitudinal de ambos estudios se ha publicado recientemente.

burger_king_whopper_combo
Si quieres vivir mucho y sano, mejor olvídate de estas raciones. Credit: user Siqbal

Estos dos estudios se centraron en el impacto de la RC en monos rhesus sanos, tanto machos como hembras. Estos animales no son sólo muy similares a nosotros a nivel genético pero también en los efectos fenotípicos del envejecimiento (véase canas, arrugas…). El primer estudio en el National Institute on Aging (NIA) empleó 121 monos, mientras que el segundo, en la University of Wisconsin Madison (UW) 76 monos. En tanto que el primer estudio no encontró efectos significativos sobre la supervivencia y tan sólo resultados marginalmente mejores en indicadores de salud, el segundo demostró efectos beneficiosos importantes en ambos registros.

Entre las diferencias encontradas están diferencias en cuanto a diseño experimental. Los grupos de edad del ensayo del NIA y el modelo de alimentación implicaban una restricción del 30% de comida respecto al grupo control, mientras que en el estudio del UW, la RC no comenzó hasta la edad adulta y el protocolo de RC era individualizado, como sucedería en el caso de humanos. Además el origen de los animales era distinto, como así lo era su perfil genético, lo que puede tener un efecto importante pero indeterminado en los resultados.

La composición dietética también era diferente: en comparación con la dieta del UW, la del NIA tenía menos grasas, más proteínas y fibra. Además el contenido en nutrientes de ambas dietas también difería, como lo hacían los horarios de alimentación y el procedimiento, incluso cuando las condiciones de mantenimiento de los animales fueran similares.

Un nuevo análisis sobre las tasas de supervivencia en ambos estudios demostró que mientras para el estudio UW, la RC conducía a efectos significativos sobre la supervivencia, en el NIA en los grupos de edades menores se observaba una mayor mortalidad que en los animales control, lo que parece apuntar a efectos deletéreos de la RC en los primeros años de vida. También se pueden observar diferencias en los 2 estudios en cuanto al género: mientras en el estudio NIA la mortalidad en hembras era mayor (posiblemente debido a endometriosis), en el UW, las hembras fueron tratadas para esta condición lo que redujo la mortalidad en este grupo. En cuanto a los efectos sobre el peso, en el estudio UW así como en los machos jóvenes del NIA, los monos sometidos a RC tenían menos peso que los controles. Sin embargo, este efecto no era apreciable ni en hembras ni en monos de edad avanzada en el estudio NIA.

Otros parámetros afectados por la edad y dónde se observó un impacto de la RC fue la adiposidad (todos los monos UW y los jóvenes machos del NIA). Es más, se observó un impacto desigual de la adiposidad y los niveles de glucosa en ayunas entre control y monos bajo RC. Con respecto a las enfermedades derivadas de la edad como el cáncer, la diabetes o la enfermedad cardiovascular en ambos grupos RC (UW y NIA), se observó una reducción de su incidencia en comparación con los animales control.

En resumen, los datos conjuntos de ambos estudios sugieren que la RC es efectiva en retrasar los efectos del envejecimiento en primates, pero que la edad de comienzo es un factor muy importante a la hora de determinar sus efectos beneficiosos, ni demasiado pronto ni muy tarde. Lo que extrapolando a humanos, significaría que se debería implementar en la edad adulta pero antes de llegar a la vejez.

Mattison et al. Caloric restriction improves health and survival of rhesus monkeys. Nature Communications 8, Article number: 14063 (2017)

Para saber más:

Colman, R. J. et al. Caloric restriction delays disease onset and mortality in rhesus monkeys. Science 325, 201–204 (2009).

Mattison, J. A. et al. Impact of caloric restriction on health and survival in rhesus monkeys from the NIA study. Nature 489, 318–321 (2012)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*