Microficciones: Mensaje cifrado

No podía dejar de mirarla. Era una auténtica belleza. Justo lo que andaba buscando. Y además era el reflejo exacto de lo que sentía en la carretera, cada vez que se cruzaba con los comeculos, los pisahuevos, los mutantes de la oreja-móvil, y las abuelas miopes. Ahora cada vez que los dejara atrás, o simplemente al pasar por su lado podría dejarles claro lo que pensaba de ellos, de TODOS ellos. FYI rezaba su nueva placa. Fuck You Idiot!

Aunque seguramente muchos ni siquiera entiendan el insulto. ¡Que les den!

3 thoughts on “Microficciones: Mensaje cifrado

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.