Close

Microficciones: La Mejor Manera

La manera más confortable de viajar, dijeron. Cada vez que miro alrededor y veo amontonados los cuerpos sudorosos de mis compañeros de viaje, no se si me da más risa o rabia. Diez horas aquí metida. Al menos ese maldito hormigueo en las piernas me permite recordar que siguen ahí porque lo que es el culo, ya ni lo siento.

La forma más barata de alojamiento, dijeron. Ya suman quince horas, dos películas en una lengua extraña y aguda, imágenes de colores chirriantes. Gente roncando, gente comiendo, gente riendo. Para ser el alojamiento más barato incluye todos los extras. Demasiados.

La manera más eficiente de viajar, dijeron. Llevamos veinte horas juntos. Esta familia sobre ruedas lleva parada tres horas en la frontera. Parece ser que esta vez el conductor no lleva bastante para el soborno.

Pero ya da igual esperar, ahora lo entiendo. La carretera ES el viaje, por eso era la mejor opción.