Close

Entre ciegos anda el juego

Los ojos no sirven sólo para ver, también se puede ver en ellos. Ya sé, menudo topicazo, parece letra de canción de amor ñoña; pero para mí, por desgracia, es mucho más que eso. En mi caso, mis ojos son una ventana real a lo que pienso. Y eso es tan problemático como dejar la puerta abierta en una ciudad plagada de ladrones.

La primera vez que me di cuenta de que por los ojos se me escapaban los pensamientos tenía ocho años y me costó un bofetón de esos con cinco dedos en mi linda cara de mocoso. Aún siento el hormigueo en la piel cuando me acuerdo. Todo porque mis ojos dejaron entrever a mi padre cuan poco valor tenía su opinión para mi. Lo que la mía le valió a él, bueno, ya lo sabéis.

La cosa no mejoró con los años, como podéis imaginar, y es que la adolescencia es una mala época para ser sincero. Al menos podía fardar de ser portero de discoteca y amigo del futbolista de moda…no, espera. Yo noMis ojos siempre descubren que voy de farol. Con un par de ojos morados bastó para aprender que los faroles sólo valen para quienes pueden ver sin ser vistos.

Con las tías, peor imposible. Imaginad por un momento lo que ocurría cada vez que llegaba la preguntita de marras: “Cariño, ¿cuánto me quieres?” o peor aún, “Cielo, ¿crees que he engordado?” Ni que decir tiene que follo menos que un castrati.

Tengo 23 años y he llegado a un punto de no retorno. La sinceridad está arruinando mi vida y ya no puedo más. La decisión está tomada. Desde hoy mismo, soy ciego. Bueno, al menos voy a aparentarlo. No me quitaré las gafas ni para dormir, o follar. No sea que noten que estoy pensando en otra cosa.

Sí, ya se que podría volverme ciego. El problema es que al mirarme en el espejo mis ojos confesaron otra incómoda verdad: soy demasiado cobarde para hacerlo. Así que sólo me queda fingir. Al final de eso va el juego ¿no?

4 thoughts on “Entre ciegos anda el juego

  1. Pero qué buena eres… jodía (con cariño, me se entienda)
    Me parece realmente sensacional… de lo que más me ha gustado en bastante tiempo. Un abrazo… ciego

  2. Muchisimas gracias, de verdad. Mola que haya quien disfruta con lo que escribo, no llegará a firmar en el día del libro pero si lo hicera os haría una dedicatoria especial 😉

  3. Precioso. Me ha encantado.

    Normalmente tus ficciones me gustán mucho pero está me ha encantado.
    Y el ultimo parrafo, brutal, absolutamente genial.

    Un abrazo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*