Faltan ganas

Me está costando mucho escribir estos días. Se me hace difícil acercarme por aquí, darle a la neurona que me queda y pensar sobre qué puedo compartir con vosotros que todavía me ilusione de la neurociencia, porque últimamente la poca energía que me deja el laboratorio no tengo ganas de dedicársela a ella, quien como una amante traicionera siento me ha maltratado sin razón.

Dicen los que han pasado por el fatídico segundo-tercer año de tesis que esta temporada llega a pasar, que al final el exprimirse hasta la extenuación, física, pero sobretodo mental, después de jornadas maratonianas en el laboratorio tiene recompensa. En forma de resultados, sobre todo. Y reconozco que un buen resultado que echarme a la boca me endulzaría un poco el mal sabor que me deja esta labor ingrata, aunque mucho más lo haría el saber que lo que hago sirve realmente para algo, que hay un propósito detrás del tiempo, las pestañas y las neuronas que estoy quemando en esto. Y la verdad es que no lo tengo claro, especialmente si pienso en que de los últimos cinco compañeros que han defendido sus doctorados, sólo uno ha conseguido publicar parte de lo que hizo en sus más de 4 años de tesis y dado que NI UNO SÓLO de ellos continúa en ciencia después de pasar por mi laboratorio, me pregunto si lo único que estoy precipitando es que hasta deje de apasionarme la ciencia.

Espero que tengan razón, que sea sólo una racha, que como este eterno invierno que no abandona Munich (aún nevo anteayer), pronto deje paso a una temporada más optimista y vital. Y que me vuelvan las ganas de escribir. De ciencia. Y de mis otras tonterías. Que ya hasta la imaginación parece haberse secado de tanta dedicación puesta a animales, indicadores, microscopios y otras, estas sí, tonterías.

5 thoughts on “Faltan ganas

  1. Creo que la pasión tiene estas cosas. Se pone mucha entrega, dedicación, entusiasno… Y asi un día tras otro. El cerebro nunca llega a descandar. No te permites descansar y el nivel de exigencia sigue siendo igual o mayor. Avanzas en tu camino, lejos de casa, en un invierno demasiado invierno… ¿es raro estar cansada? Es el resultado de esa pasión. No se acaba el amor, pero la sensación de agotamiento hace que todo pese más. Echar de menos el entusiasmo no ayuda y, claro, cuesta mucho más avanzar. No es de extrañar que te cueste escribir o te sientas desmotivada. Pero hay un pero. Muchísima gente se queda en el camino. Muchos desisten, se frustran… abandonan. No te conozco mas que por lo que te leo y estoy seguro que eres de las que pueden llegar tan lejos como puedas. Estas a muchos kilómetros de casa haciendo lo que tanto esfuerzo te costó, que tanto te ha ilusionado. No te castigues. Permítete no pensar en trabajo durante un rato. Traza tu mapa de ruta. ¿Vas en la dirección correcta? Las dificultades del camino hacen que cruzar la meta sea algo inolvidable.

    Con toda sinceridad creo que estos momentos son irremediables. Soy de los que piensa que parar en algún momento puede ayudarnos a coger carrerilla luego para afrontar lo que venga por delante. Muchos ánimos. Ansioso por volver a disfrutar de blog.

    Un abrazo.

    Vicente.

  2. Se que todos decimos lo mismo, pero es una etapa por la que casi todos hemos pasado. En mi caso, y en el de todos los compañeros de tesis con los que compartí laboratorio, ese segundo/tercer año fue de desesperación, pero en todos los casos el cuarto año fue la recompensa. El 80% de mi tesis fueron resultados que obtuve el último año. Un año con buenos resultados aunque no por ello menos estresante, eso seguro, pero al final te quedas con buen sabor de boca, porque incluso aunque no hayas publicado te das cuenta de que sabes mucho más que cuando empezaste y te sientes preparada para emprender nuevas aventuras científicas. No desesperes, esto pasa, Ánimo!!!

    Poly

  3. Ya verás como es una racha pasajera, agudizada por el mal tiempo de Munich. Según empiece a mejorar el tiempo, estarás más vital y optimista. ¡Ánimo! 🙂

  4. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, y por vuestro apoyo. Esto es una maratón y no queda más que coger aire y aguantar el tirón…ya os iré contando. Mientras tanto, gracias por darme ánimos. Un saludo a todos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.