Falta de atención

Yo no se si es porque soy hija de la generación MTV o porque me estoy haciendo mayor o porque no sólo a mi hermano le tocó la china del déficit de atención pero vengo observando que cada vez me cuesta más concentrarme en lo que estoy haciendo, especialmente cuando intento hacer varias cosas a la vez, lo que comunmente se llama multitasking y que también se dice es algo de lo que los hombres son intrínsicamente incapaces.
¿Algo más?
Pero hete aquí que un grupo de científicos han querido intentar darle respuesta a la pregunta de qué pasa con nuestra memoria de trabajo con la edad, siendo esta la capacidad para recordar datos o información con la que estamos trabajando en un determinado momento (ya sean cifras o conceptos aunque el hecho de que tengan sentido o no incide en la dificultad de retenerlos). Aunque parezca difícil de creer esos adolescentes todo el día enganchados al iPod o la Playstation de hecho tienen mejor memoria de trabajo que los adultos que los miran con ojos prejuiciosos, lo que aún no se sabe es porqué se pierde la capacidad de sincronizar tareas con la edad y nos volvemos más susceptibles a las distracciones y esto es lo que los autores del estudio que comentamos hoy intentan resolver.
El estudio firmado por Clapp et al. intentó analizar cómo la integración de los “interruptores” (que es la definición de aquel distractor que conscientemente integramos en nuestro proceso de memoria de trabajo) y que caracteriza el “multitasking” varía con la edad y la experiencia.  Para ello, los autores utilizaron RMF (resonancia magnética funcional), metieron a adultos jóvenes y no tan jóvenes en un escáner y les sometieron a un test de memoria por el cual debian recordar una imagen de un paisaje que veían durante 14 segundos y decir si correspondía con otra que les mostraban a continuación. Lo más importante del estudio es que durante esos 14 segundos se les mostraba también la imagen de un rostro que podía ser un distractor o un interruptor dependiendo de si también habían de recordar ésta imagen o no. Cuánto de bien recordaban la(s) imágenes daba idea de su capacidad de multitarea.
Diferencias en la dinámica de recuperación de actividad de las regiones 2 y 3.
Como era de esperar a tanto jóvenes como no tan jóvenes les costó algo más recordar la imagen del paisaje cuando se les distraia con otra cosa, pero en el caso de los talluditos cuando en vez del distractor se usó el interruptor su eficiencia en recordar ambas imágenes fue marcadamente menor que la de los jóvenes. Ahora bien, ¿qué áreas cerebrales parecen relacionarse con estas diferencias? Mientras estaban en el escáner los investigadores estudiaron 3 áreas en concreto: el área fusiforme, relacionada con el reconocimiento de rostros (el distractor), el giro frontal medio (2) y el área parahipocámpica media (3), estas dos regiones se activan durante la actividad de la memoria de trabajo simultáneamente y su actividad se ve interrumpida por la presencia de distractores. Cuando se comparó la actividad de los jóvenes con los no tanto en el área que responde a los rostros no vieron diferencias pero cuando atendieron a las otras dos áreas lo que vieron no fue una diferencia en desactivación/activación cuando el interruptor aparecía sino que lo que cambiaba era la dinámica de recuperación de la “atención”, a los mayores les cuesta más volver a centrarse en la tarea principal, y por eso su capacidad de multitarea es menor en comparación con los jóvenes.
Es éste un interesante estudio porque aborda el cómo se producen cambios en las capacidades cognitivas ya incluso temprano en el “envejecimiento” aunque me gustaría saber si esta reducción en esta capacidad no es compensada por una ganacia en otra relacionada más con la experiencia. Otra cuestión que me genera dudas es que como en casi todos los estudios de RMF los resultados sólo se basan en el estudio de las regiones de interés que son PREseleccionadas por tanto sesgadas en la dirección de la hipótesis de trabajo. Además existen dudas respecto al tratamiento estadístico de los datos recogidos de dichos escáneres e incluso se ha publicado un trabajo en el que un salmón muerto en un escáner daba señales de actividad cerebral.
Muerto, pero con un cerebro muy activo. Fishy!
En cualquier caso dado que el declive es imparable tendré que asumir que mis días de multitasking en el laboratorio están tocando su fin y quitar esa línea del Currículo. ¡Lástima, con lo orgullosa que estaba de hacer PCR, correr el gel, y diseñar primers al tiempo!
Saqué la idea de Neurotic Physiology

2 thoughts on “Falta de atención

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.