El castigo de Eva: situación de la mujer científica en España

Acabamos de entrar en 2009, un año que se dice vendrá marcado por la crisis pero como crisis y cambio suelen ir de la mano aprovecho para plantear una situación que a mi modo de ver ya es hora de cambiar: la discriminación laboral por razones de sexo.

Mucho se ha hablado de las diferencias a nivel retributivo y de status laboral entre mujeres y hombres con trabajos de igual categoría en el ámbito empresarial, pero cuando trasladamos la cuestión al ámbito científico ¿qué situación encontramos? pues una realidad no muy diferente de ésta como pone de manifiesto el informe “Mujeres Investigadoras 2007“.A pesar de que, como subraya la memoria del Plan de Igualdad de Género en la Carrera Científica del CSIC (2007), más del 60% de los licenciados y casi la mitad de los que finalizan el doctorado son mujeres, su presencia en la vida científica española es reducida si se compara con la masculina, especialmente a medida que ascendemos en la escala funcionarial. Y esto ocurre en todas las áreas científicas: humanidades, física, química,ciencias de materiales y como no, también en biología y biomedicina. Para simplificar, sólo me referiré a datos de esta última pero en mayor o menor medida son extrapolables al resto. En 2007 en la base de la escala, encontramos que en torno al 40% de los científicos titulares son mujeres, en el grado intermedio como investigador científico sólo encontramos un 25% de féminas reduciéndose su presencia en la cúspide (profesor de investigación) a menos del 19%. ¿Qué ha pasado entonces con todas las mujeres que empezaron a trabajar en ciencia desde la facultad? pues que sencillamente tuvieron que dejar la investigación.Las razones son variadas: desde la falta de apoyo que, en general, desde las instituciones se presta a la actividad científica, pasando por las diferencias de trato y de promoción interna respecto a los “colegas” masculinos y como no, la falta de políticas de conciliación de la vida laboral y familiar.

Este Plan de Igualdad de Género en la Carrera Científica del CSIC propone una serie de medidas y actuaciones para revertir esta situación y se habla de conseguir equidad en la distribución de recursos, paridad en la ocupación de puestos, igualdad en condiciones de trabajo y reconocimiento de logros…incluyéndose también un apartado dedicado a la conciliación, quizá el que fuera en el pasado uno de los factores más determinantes de la escasa presencia femenina en puestos de responsabilidad.

Aún no se conocen los datos referridos a 2008, año en que ya se puso en marcha el Plan por lo que es pronto para juzgar su éxito; sin embargo, aun siendo necesario un plan de acción al respecto considero que quizá fuera mejor empezar por un cambio de mentalidad en la comunidad científica masculina: es perfectamente posible compatibilizar la vida familiar y el liderazgo de un grupo de investigación, es cuestión no tanto de tiempo como de organización, y de eso las mujeres sabemos bastante. El mero planteamiento sobre la capacitación de las mujeres para alcanzar puestos de mando es del todo ridículo, un líder es bueno o no independientemente de su sexo. (Valga comentar aquí que cuando se dice que una jefa siempre es más dura y soporta peor las críticas suele ser debido a que durante toda su carrera esta mujer ha tenido que demostrar día tras día que era merecedora de su puesto y no un premio a su cara bonita y eso marca ¿cuántos de sus homólogos habrán sentido que cada día estaban siendo puestos a prueba?)

Es bueno que gobiernos o instituciones tomen conciencia de las situaciones de desigualdad e intenten corregirlas, ahora bien como mujer y como científica reniego del concepto de discriminación positiva que aparece implícito cuando se habla de paridad en los puestos de responsabilidad. Lo que pedimos las mujeres es que se nos valore únicamente por nuestros méritos científicos y académicos en exactamente igual medida que nuestros compañeros, y no entre en la valoración sobre la idoneidad para el puesto nuestra vida familiar.

Al menos siempre nos queda el consuelo de ver como incluso aún en las peores condiciones algunas mujeres consiguen llegar a lo más alto sin renunciar a su vida personal como las científicas Mara Dierssen o Margarita Salas que suponen un ejemplo a seguir, aunque bien mirado preferiría no tener que levantarme a las 4 de la mañana para poder con todo como alguna de ellas ha confesado hacer…¿será posible?

2 thoughts on “El castigo de Eva: situación de la mujer científica en España

  1. No te preocupes mucho por ese tema porque tiene una solución, el paso del tiempo, no es la mejor, pero seguro que funciona. En unos 20 años, cuando la gente de nuestra promoción esté en puestos de más responsabilidad seguro que el porcentaje de mujeres respecto a hombres es mayor del 50% hay que tener en cuenta que hasta hace bien poco la nuestra era una sociedad muy machista, y las mujeres que les toco labrarse una carrera en esa época lo tuvieron realmente difícil, pero ahora no creo que haya tanto problema. Por lo menos por aquí, un par de compañeras mías tiene hijos recién nacidos (una de ellas Rosa, que vino con nosotros a clase)y no hay ningún problema por ello… Eso si, si hablamos de las ciencias más técnicas la cosa es bastante más desoladora, el porcentaje de mujeres sigue siendo muy bajo en todos los estratos.

    Por otro lado, esto no tiene demasiado que ver pero me pareció muy interesante y no tenía ni idea. El otro día en Redes, hablando de diferencias entre hombres y mujeres dijeron que una de las diferencias fundamentales entre ambos sexos es la distribución de caracteres, las mujeres están en general siempre más cerca de la media para todos los caracteres (físicos y psíquicos) algo así como una campana ancha con colas muy cortas, lo cual explica que no haya casi mujeres muy tontas pero que también sean más raros los casos de genialidad entre ellas. Mientras que en los hombres la distribución es la de una campana con dos colas muy largas a los extremos lo cual indica que los hombres en general tienden a una mayor diferencia entre unos y otros. La mujer que comentaba esto decía que esa era la razón por la cual a lo largo de la historia a habido más hombres notables (para bien y para mal) que mujeres. Aunque eso ya esta un poco más cogido por los pelos. Por lo menos explica por que en ocasiones me siento tan extrañado con respecto al comportamiento masculino (pero de un modo totalmente no gay jejeje)

    Un abrazo. A ver si nos vemos de una vez!!!

  2. Jo, lo primero gracias por comentar, me haces sentir que no escribo para el aire 😉 lo segundo, me ha parecido interesante la teoría de la distribución de caracteres, tendrá alguna base evolutiva? seremos las mujeres una especie de quencher de los extremos masculinos? interesante, muy interesante. ah! y tercero, que Rosa es madre!!!! oh my God, alucino, joder, como pasa el tiempo! aunque me parece que somos increiblemente jóvenes para ello, me alegro por ella, era una tia maja, dale recuerdos.
    Y si, a ver si pa la próxima nos vemos que quizá sea ya para la boda de Irene.
    Sigue leyéndome
    un beso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.