Close

Arterias sanas, cerebros sanos

¡Míralos qué contentos! Y seguro que sus arterias y sus cerebros también lo están

El ejercicio es salud y aunque estos días las agujetas que tengo de subir a la montaña me hagan sentir lo contrario, parece que esto es cierto también para nuestro cerebro. Ya se ha dicho y escrito por activa y por pasiva que el ejercicio es beneficioso para mantener el cerebro “joven” y el reciente estudio liderado por la doctora Gauthier y publicado en la revista Neurobiología del Envejecimiento parece haber encontrado uno de los porqués.

Uno de los procesos asociados con el envejecimiento es la pérdida de flexibilidad. Lo notamos en nuestros músculos, en nuestra piel y también lo notan nuestros vasos sanguíneos. Uno de los primeros en notarlo es la aorta, la arteria principal que parte del corazón e irriga el cerebro a través de la carótida. Este endurecimiento de la aorta con la edad parece correlacionar con ciertos cambios cognitivos asociados a ese periodo vital.

Ahora bien, ¿arterias más jóvenes hacen cerebros más jóvenes? o al menos ¿cognitivamente más en forma?

Para comprobarlo estudiaron a dos grupos de personas: uno de mediana edad (18-30) y otro de maduritos (55-75). Para poder participar estas personas tenían que estar mental y físicamente sanas, si no no tendría demasiado sentido todo lo demás ¿no? Bien, a continuación se les hicieron pruebas físicas durante las que se midió su consumo máximo de oxígeno en períodos de 30 segundos y pruebas cognitivas. Más concretamente se les hizo el test de Stroop que consiste en ver escrito en un color el nombre de otro y tener que decir el color de las letras, no el escrito. Por ejemplo ROJO. La rapidez es una prueba de agilidad mental. La comparación de los resultados fue intra e intergrupo, o sea los jóvenes entre sí, los viejitos lo mismo y por último jóvenes versus mayores.

Ejemplo de test de Stroop

Además les sometieron a pruebas de resonancia magnética cerebral para medir:

-el riego sanguíneo al cerebro

-la rigidez de la aorta

-la actividad cerebral mientras realizaban el test de Stroop

Con todos estos datos en la mesa, los investigadores encontraron un empeoramiento claro asociado al envejecimiento en la elasticidad de la aorta, en la capacidad cardiorespiratoria y en las funciones ejecutivas cerebrales, lo que realmente no parece muy sorprendente. Pero además, y aquí viene lo importante encontraron una relación clara entre salud vascular y función cerebral, y entre capacidad cardiorespiratoria y función cerebral, lo que en resumen vendría a confirmar la ecuación ejercicio->capacidad cardiorespiratoria=salud vascular->función cognitiva.

Aunque los autores hablan de que no se pueden descartar otros mecanismos por los que el ejercicio mejore la función cognitiva, especialmente en edad avanzada, el hecho de favorecer el riego sanguíneo y con ello la oxigenación del tejido cerebral ya implica un mecanismo claro por el que la actividad física pueda tener efectos sobre la actividad cerebral. En cualquier caso, yo no se vosotros pero yo quiero más. Quiero saber si, por ejemplo, el ejercicio también ayuda a combatir la pérdida de neuronas, manteniendo las células en mejor estado, si ayuda también a reducir el impacto del estrés oxidativo que parece relevante en enfermedades neurodegenerativas como el Alzhéimer etc etc

Vista desde el pico de la montaña a 2400 metros que subí el domingo y responsable de mis agujetas
Vista desde el pico de la montaña a 2400 metros que subí el domingo y responsable de mis agujetas

Por ahora, yo seguiré subiendo montañas y usando mi bicicleta porque sea como sea, moverse es bueno. Y además ayuda a despejar la mente. Que en estos días de hayqueterminarcomosea se agradece: ¡Seis meses máximo para entrega!

2 thoughts on “Arterias sanas, cerebros sanos

  1. Hola, pues sí hay información sobre cómo el ejercicio produce mejoría en memoria, actividad de hipocampo, producción de nuevas neuronas, producción de BDNF que es uno de los principales factores implicados en plasticidad neuronal, combate el estrés oxidativo etc. Así que por ahí se podría responder tu pregunta. Si introduces en pubmed: exercise, memory, learning. Verás que aparecen muchos trabajos tanto en humanos como en animales.
    Así que cuando tengas un rato de “descanso” en el non-stop en el que andas metida, echa un vistazo a esos trabajos, alguno te interesará.
    Por cierto, no dejes el ejercicio regular, así se pasarán las agujetas… y este es otro de los fenómenos fisiológicos que ha sufrido un avance en el conocimiento recientemente. Me refiero a la fisiología muscular en relación a la fatiga, el mito de lactato que finalmente se ha aclarado y no es culpable de nada, las microinflamaciónes locales reguladas por Inteleuquina 6 y la visión del músculo como órgano endocrino y paracrino…. ya que produce interleuquinas que por ser musculares serán llamadas mioquinas. Estos trabajos son realmente recientes (desde 2005 hacia aquí) así como los del lactato y su relación con la fatiga (desde 2000 2004 más o menos). Es un campo que está muy activo el de la fisiología muscular.
    Saludos y ánimo.

  2. Por cierto, hay un nexo de unión muy interesante entre la fisiología del ejercicio y la fisiología cerebral, es el desarrollo de la fatiga. En los últimos años se ha estudiado mucho cómo el cerebro está implicado en el fenómeno de fatiga. Los trabajos describen que de hecho el cerebro es el factor principal en algo tan multifactorial como es la fatiga. De forma que se ha pasado de clasificar la fatiga en fatiga central (la que se origina en el cerebro) y fatiga periférica (la que se refiere solo a fisiología musuclar), existiendo un fenómeno fisiológico que une las dos es la fatiga sistémica (todo el proceso hormonal y neurohormonal que regula el gasto energético y la actividad neuronal).
    Así por ejemplo, hoy se sabe que la temida “pájara” de un ciclista o el muro del maratoniano es un fenómeno de origen en el sistema nervioso central. La evolución de los trabajos en este campo ha sido muy bonita desde el punto de vista científico, aunque tristemente son cosas que todavía no se enseñan en las facultades de ciencias de la actividad física y el deporte y que por supuesto muy pocos entrenadores trabajan a nivel mundial.
    Otro rato te cuento sobre esto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.